Emisiones conducidas en dispositivos electrónicos

Home > Blog ALTER > Ensayos > Emisiones conducidas en dispositivos electrónicos

Las emisiones conducidas son una forma de interferencia electromagnética (EMI) que puede afectar significativamente el rendimiento y la fiabilidad de los dispositivos electrónicos. Este artículo proporciona una visión detallada sobre cómo identificar, medir y mitigar las emisiones conducidas para asegurar que los dispositivos cumplan con los estándares regulatorios vigentes y mantengan una funcionalidad óptima.

Las emisiones conducidas se refieren a la energía no deseada que se transmite a lo largo de los cables y líneas de alimentación de un dispositivo electrónico. Estas emisiones pueden provocar malfuncionamientos o degradar el desempeño de dispositivos electrónicos adyacentes. Entender sus fuentes y mecanismos es el primer paso crucial para gestionarlas efectivamente.

La importancia de controlar las emisiones conducidas

Su control es vital no solo para cumplir con las normativas internacionales como las establecidas por la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos, sino también para mejorar la compatibilidad electromagnética (CEM) entre dispositivos que operan en proximidad.

Medición

Para medir las emisiones conducidas, se utilizan técnicas especializadas que incluyen el uso de analizadores de espectro y redes de estabilización. Estos instrumentos ayudan a identificar las frecuencias y la intensidad de las emisiones, lo cual es fundamental para desarrollar estrategias efectivas de mitigación.

Estándares y protocolos

Diferentes estándares aplican para la medición y control de las emisiones conducidas. Por ejemplo, la norma CISPR 22 se usa para equipos de tecnología de la información. Conocer y entender estos estándares es esencial para cualquier proceso de certificación y para garantizar la conformidad del producto.

Estrategias de mitigación

Una vez identificadas las emisiones, se pueden aplicar varias técnicas para mitigarlas. El uso de filtros EMI, la mejora del diseño de PCB (placas de circuito impreso), y la selección adecuada de componentes son ejemplos de estrategias efectivas para reducir las emisiones conducidas a niveles aceptables.

Además de las técnicas de hardware, la implementación de prácticas de diseño adecuadas juega un papel crucial. Esto incluye la correcta disposición de los componentes en la placa, el uso de técnicas de blindaje, y la integración de buenas prácticas de tierra y cableado.

Gestionar las emisiones conducidas es un aspecto crítico del diseño y la fabricación de dispositivos electrónicos. Con un enfoque sistemático para la identificación, medición y mitigación de estas emisiones, los fabricantes pueden asegurar que sus productos no solo cumplen con los estándares regulatorios, sino que también ofrecen la fiabilidad y el rendimiento esperados por los consumidores.

Lo último en Ensayos de laboratorio

Ensayos ambientales mecánicos

Ensayos ambientales mecánicos

ALTER posee instalaciones con la más avanzada instrumentación para simular las condiciones mecánicas de vibración, choque y aceleración constante, en donde el factor temperatura es el principal objetivo del ensayo en los componentes.

leer más